Salud capilar

La salud capilar junto con la ausencia del mismo en determinadas zonas son elementos esenciales de bienestar personal y salud física. Son muchas las enfermedades que producen alopecia u otras alteraciones del vello corporal, siendo la Dermatología la especialidad encargada de su diagnóstico y tratamiento.

Ver tratamiento

Salud capilar

¿Qué es la alopecia?

Alopecia es un término médico que hace referencia a la pérdida de cabello en una zona que debía estar cubierta por él. El número de enfermedades que cursan con alopecia es muy elevado, aunque las formas más conocidas son la alopecia androgenética, alopecia areata o los efluvios telógenos. Cuando un paciente acude angustiado por la pérdida de cabello debemos establecer un diagnóstico correcto para poder establecer un tratamiento adecuado en cada caso. En este proceso el papel del Dermatólogo es esencial, ya que la demora en el inicio de un tratamiento adecuado puede suponer la pérdida definitiva de densidad capilar. La Tricología es la parte de la Dermatología que se encarga del estudio de los problemas capilares y del mantenimiento de su salud, por lo que será el Dermatólogo el médico especialista en todos los casos.

¿Cómo se estudia un caso de alopecia u otro tipo de problema de salud capilar?

En Tricología una correcta anamnesis y exploración física son fundamentales. Conocer probables desencadenantes de problemas capilares como la toma de medicamentos, enfermedades internas, déficits nutricionales o situaciones de estrés, es fundamental. La exploración fundamental en Tricología es la Tricoscopia. Consiste en visualizar un grupo de cabellos con sistemas de dermatoscopia, para analizar sus características: en qué fase del crecimiento o involución se encuentran, el estado del bulbo, la forma del tallo, sus irregularidades, etc. De esta forma se puede realizar en muchos casos de alopecia un diagnóstico definitivo, o bien orientar la realización de otras pruebas en determinados tipos de alopecias más complejas.

¿Qué es la alopecia androgenética?

Es una de las formas de alopecia más frecuentes. Se produce por un aumento en la acción de los andrógenos sobre los receptores de determinadas zonas pilosas. Esto produce distintos patrones de alopecia androgenética en cada persona, afectando sólo a determinadas zonas y respetando al resto. Por la acción de estas hormonas se produce una “miniaturización de estos cabellos hasta que terminan por desaparecer.

Este tipo de alopecia afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque generalmente, lo hace de forma más precoz en el sexo masculino, apareciendo sobre los 20 años. En cambio, en las mujeres suele comenzar a ser evidente a partir de la menopausia. El patrón de alopecia masculino suele ser más intenso en la zona de las “entradas y coronilla”, mientras que en las mujeres se manifiesta a nivel central del cuero cabelludo, disminuyendo la densidad capilar en la zona de la raya del pelo. Estos son los patrones y momentos de aparición clásicos, aunque cada caso es particular, pudiendo aparecer en cualquier momento de la vida y con patrones mixtos.

Este tipo de alopecia sigue un curso lento pero progresivo. El diagnóstico y tratamientos precoces son esenciales, ya que cuando la alopecia se hace ya evidente, la pérdida de densidad capilar es ya superior al 30 % del cabello de la zona.

¿Qué tratamientos se utilizan para la alopecia?

En los últimos años se ha avanzado en el conocimiento de los mecanismos que conducen a determinados tipos de alopecia lo que ha supuesto la incorporación de nuevos tratamientos en el arsenal terapéutico capilar. Entre los principales encontramos:

  • Minoxidil tópico y oral
  • Finasteride tópico y oral
  • Dutasteride oral o en infiltraciones en cuero cabelludo
  • Plasma rico en plaquetas (PRP) 
  • Antiandrógenos orales
  • Fármacos específicos para determinados tipos de alopecia cicatricial menos frecuentes
  • Sistemas láser de baja frecuencia

¿En qué consiste el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) para la alopecia?

Las plaquetas son una de las principales fuentes de factores de crecimiento implicados en la reparación de las heridas y la cicatrización. Los mecanismos de bioestimulación capilar inducidos por la infiltración de un concentrado de plasma rico en plaquetas son la base este tipo de tratamientos.

El PRP se obtiene del propio paciente. Se extrae una pequeña cantidad de sangre, similar a un análisis habitual, que se centrifuga y prepara para obtener esa fracción altamente concentrada de PRP rico en factores de crecimiento. Se inyecta de forma superficial en las zonas que se encuentran bajo el efecto de la alopecia estimulando y regenerando el folículo piloso.

El número de sesiones de tratamiento es variable en función del tipo de alopecia, de si se utiliza sólo o combinado con otros tratamientos, o si forma parte de un proceso de mantenimiento una vez estabilizada la alopecia.  La obtención a partir de sangre del propio paciente hace que el tratamiento sea completamente seguro.

Cita online

*Contactaremos a la mayor brevedad posible para confirmar la cita

En cumplimiento del nuevo reglamento de protección de datos le informamos que sus datos personales quedarán incorporados y serán tratados en los ficheros de CLÍNICA DERMATOLÓGICA DRES.HERNÁNDEZ-GIL, con el fin de poderle prestar nuestros servicios, así como enviarle comunicados informativos o comerciales. Asimismo, le informamos de la posibilidad de que ejerza los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal a info@dermahg.es