Eccemas

Los eccemas son un proceso inflamatorio de la piel que pueden deberse a factores internos como la dermatitis atópica y seborreica, o externos como la dermatitis de contacto. Según su evolución, pueden ser agudos o crónicos.

Es importante conocer la naturaleza y las causas que desencadenan los eccemas para evitar la aparición de brotes recurrentes después de realizar un tratamiento correcto. El dermatólogo es el especialista encargado del diagnóstico y tratamiento de los distintos tipos de eccemas

Ver tratamiento

Eccemas

¿Cuáles son los principales tipos de eccema?

Como comentamos en otros apartados, existen múltiples tipos de eccema en la piel (dermatitis atópica, eccema por sequedad, eccema asociado a insuficiencia venosa, et.), no obstante, los eccemas más comunes y a los que nos referimos en este bloque son dos:

El eccema de contacto es un tipo de dermatitis que se presenta en la piel de un individuo que se ha sensibilizado a una o varias sustancias a las que ha estado expuesto. Cualquier sustancia que haya estado en contacto con nuestra piel puede ser la causante de esta dermatitis. Se caracteriza por la aparición de enrojecimiento, vesículas, costras y picor sobre el lugar donde hayamos entrado en contacto con la sustancia responsable. Suele aparecer en las manos ya que es la parte de nuestro cuerpo que utilizamos para reconocer nuestro entorno y realizar las labores habituales. Podemos haber manipulado la sustancia responsable de forma esporádica, o lo que es más importante, estar en contacto con ella de forma habitual en nuestro trabajo o en casa.

Numerosas sustancias pueden dar lugar a eccemas de contacto siendo los más alergénicos el níquel, cromo, cobalto, parafeniilendiamina y otros muchos que se encuentran comúnmente en el ámbito laboral y en gran número de productos que utilizamos en nuestra vida ordinaria, como productos de aseo y limpieza, cosméticos, medicamentos tópicos, material de cocina, oficina y demás.

Las dermatitis de contacto profesionales constituyen una parte muy importante de toda la patología laboral. El aspecto más importante del tratamiento del eccema de contacto es el reconocimiento de las sustancias implicadas, para poder evitarlas en la medida de lo posible. Para ello, los dermatólogos disponemos de baterías de pruebas de contacto que pueden sacar a la luz al responsable de nuestra enfermedad.

La dermatitis seborreica es un tipo de dermatitis que se presenta de forma muy común y da lugar a placas rojas y descamativas sobre todo en la cara y cuero cabelludo. Diversas formas clínicas de dermatitis seborreica son la costra láctea y la dermatitis del pañal en bebés y la caspa en niños y sobre todo adultos.

Cita online

*Contactaremos a la mayor brevedad posible para confirmar la cita

En cumplimiento del nuevo reglamento de protección de datos le informamos que sus datos personales quedarán incorporados y serán tratados en los ficheros de CLÍNICA DERMATOLÓGICA DRES.HERNÁNDEZ-GIL, con el fin de poderle prestar nuestros servicios, así como enviarle comunicados informativos o comerciales. Asimismo, le informamos de la posibilidad de que ejerza los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal a info@dermahg.es